Seleccionar página

Cuando una persona cree que tiene razón, y se encuentra con argumentos en su contra bien fundados, tiene dos opciones; reconocer su error, o seguir en él. Existe otra opción más recomendable, que es la de parar la conversación, y pedir al interlocutor que te dé tiempo para corroborar tus opiniones y su información.

En el siguiente vídeo podemos ver a Beatriz Montañez (periodista del programa de Telecinco “Hable con ellas”) y Bertín Osborne (cantante y empresario).

Al comienzo de la entrevista, ambos personajes mantienen un ritmo pausado y un volumen medio. La postura; posición de hombros y barbilla de Beatriz denotan seguridad y confianza

Beatriz segura

En el momento 2:13 del vídeo, Beatriz empieza a dudar; hace la apuesta pero denota que no está totalmente segura de lo que hace. Presta atención cuando repite “el, el”. Como sabes, las repeticiones denotan falta de confianza o dudas.

Beatriz el el

Si observas se encuentra levemente inclinada hacia adelante, la barbilla baja y el cuello empieza a perderse entre los hombros.

En la siguiente fotografía, Beatriz empieza a denotar que no sabe qué argumento tomar para defender su postura. Fíjate dónde tiene la barbilla y el cuello. Además mantiene muy poco contacto visual con Bertín.

Beatriz empieza a hundirse

La siguiente imagen muestra a Bertín con cara de incredulidad e ironía. Denota que le parece una situación ridícula y se contiene. Aparta la mirada al lado totalmente opuesto a Beatriz y contiene una sonrisa.

Bertin

A continuación, Beatriz empieza a denotar que se encuentra “acorralada”. Tanto Bertín como sus compañeras de plató rebaten sus argumentaciones. La tensión en el cuello es evidente.

Captura de pantalla 2014-10-14 a las 21.15.16

La última imagen que quiero traer denota la toma de conciencia de Beatriz; no sabe qué decir, cree que puede haber cometido un error.  Esa expresión de la boca, denota cierto grado de desesperación. Sigue la tensión en el cuello y sus hombros arriba para protegerse.

Captura de pantalla 2014-10-14 a las 21.18.56

Varios días después, Beatriz pagó su apuesta.

 

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR

Pin It on Pinterest