Seleccionar página

La pasada semana, el presidente de la comunidad valenciana, decidió presentar su dimisión. Más allá de las valoraciones políticas, que son muchas y variadas, quiero hacer un breve análisis de su intervención, desde el punto de vista del Lenguaje Corporal.

Antes de comenzar, referir que Camps es uno de los políticos españoles que mejor controla y maneja su lenguaje verbal y no verbal. Esto y su gestión, le han hecho revalidar su mayoría absoluta en el mes de mayo de este año. El presente discurso, tiene una gran carga emocional, por lo que el lenguaje no verbal es muy rico y variado.

Vídeo de la dimisión de Camps

Comenzamos el análisis

La entrada;

Dimisión Camps entrada

Camps posee una forma peculiar de andar; se desplaza lentamente, con pasos amplios,  y balanceándose ligeramente hacia los lados. Esta manera de andar (lenta, amplia y ocupando más espacio) nos denota seguridad y al mantener los brazos relativamente pegados al cuerpo, no nos denota agresividad. Por supuesto, hace su entrada con su característica máscara (ver post “Ponte la máscara”)

Introducción;

Dimisión Camps introducción

Camps quiere comenzar de manera sosegada. Las manos las tiene entre abiertas, y hace movimientos acompasados con los antebrazos, arriba-abajo, que acompañan el mensaje.

Preparación para el mensaje;

Dimisión Camps lengua

Colocando sus manos en su posición neutra; tocándose los dedos índice y pulgar, su cerebro se está preparando para decir el mensaje importante; su lengua sale y humedece sus labios.

Punto importante; “Ni un euro más”

Dimisión Camps ni un euro más

Este argumento le “duele”, incrementa su velocidad de movimientos, su inclinación de la cabeza, la presión de su mano, e incluso se agacha levemente para elevarse con rapidez (coincide con la palabra “constantemente”), denotando la importancia que le da a esa palabra.

La madre del cordero;

Dimisión Camps la madre del cordero

Prestad atención a los movimientos laterales e incluso un pequeño “salto” al decir la frase “están a punto de caer en las próximas elecciones democráticas”. Su cuerpo está inquieto, ocupa más espacio del habitual, y lo acompaña de nuevo humedeciendo los labios.

Tristeza;

En el instante que Camps pronuncia la palabra “voluntariamente”, aparece este gesto:

Dimisión Camps tristeza

Observad el mentón y el entrecejo; la tristeza le embarga antes de decir su dolorosa decisión.

Dejo la presidencia;

En ese mismo instante aparece esta expresión:

Dimisión Camps dejo la presidencia

Durante el mensaje de renuncia, aparecen varias expresiones faciales, y que después de revisar en varias ocasiones, no me queda claro qué denota. Creo entrever rabia y tristeza, pero no lo puedo asegurar. En estas ocasiones, las emociones se solapan.

Declaración de inocencia;

Dimisión Camps inocente

Sus brazos ocupan más espacio, los movimientos se vuelven más rápidos, y en la cara aparece una expresión de desdén.

Hablando de sus compañeros imputados;

Dimisión Camps compañeros acusados

Camps cambia el gesto de las manos. De tenerlas semi-cerradas; denotando contundencia, a tenerlas abiertas; pudiendo denotar cierta clemencia o inocencia.

Lanzamiento;

Cuando Camps dice “que nadie entiende, que nadie comprende, que es falso”, sube los antebrazos con las manos semi-cerradas y los baja abriendo las manos rápidamente:

Dimisión Camps nadie comprende

Su cuerpo denota que está a disgusto. Es el gesto más agresivo que ha realizado hasta ahora, por su amplitud, su rapidez y utilización de ambas manos.

Tras este gesto, Camps empieza a mostrarse más agresivo:

Dimisión Camps enojado

Realiza el anterior gesto en repetidas ocasiones, con gran rapidez e inclinando levemente el cuerpo hacia adelante.

Camps, sigue escalando y muestra más gestos agresivos: dedo acusador, mucho más espacio, y más rapidez:

Dimisión Camps más enojado

Por último, señalar que existe una gran complicidad y sincronía entre Camps y Rita Barberá. Ambos se abrazan, y Rita lo “acaricia” en la espalda. Así mismo, Federico Trillo no tiene esa misma sintonía, pues este le quiere dar la mano y Camps lo abraza.

Independientemente de la lectura política de esta acción, quiero señalar que Camps es un virtuoso del discurso. Su lenguaje corporal está en perfecta unión con su discurso. Su discurso, desde el prisma del paralenguaje, tiene cambios de ritmo, modulación del sonido, una exquisita dicción, no duda, no utiliza muletillas. Espero que si ha hecho algo punible, sea castigado, pero desde este humilde blog, felicito a Camps por su estilo.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR

Pin It on Pinterest