Seleccionar página

En los informativos televisivos, casi siempre se le hace seguimiento a un juicio. Y curiosamente, todas las cadenas de ámbito nacional coinciden en el mismo.

La pasada semana fue el juicio contra José Diego Yllanes, condenado como homicida de la estudiante de enfermería Nagore Laffage, durante los San Fermines de 2.008. Esta semana empezamos con el juicio de Fago, donde se asesinó al alcalde y se procesa al único autoinculpado en el delito.

Este seguimiento mediático de juicios especialmente “morbosos”, porque el ser humano es así (desgraciada o afortunadamente), crea gran debate social y comentarios al respecto. Desde el prisma del Lenguaje Corporal, he querido analizar algunas imágenes que deseo compartir con todos vosotros. Antes de esto, decir que un juicio es un lugar bastante inadecuado para opinar sobre el Lenguaje Corporal debido principalmente a:

  • nerviosismo del acusado (el cual puede estar nervioso por mentir o porque no lo crean si está diciendo la verdad)
  • preparación del acusado; este tiene mucho tiempo para pensar y montar su defensa, e incluso, creerse sus propias mentiras
  • No existen preguntas control; es decir, que al acusado se le somete a presión constante, por lo que no podemos tomar de referencia posturas o gestos verdaderos

En primer Lugar, José Diego Yllanes; jóven, apuesto, bien situado económicamente,… y que el 7 de julio, presa de quién sabe qué pensamientos, decide matar a una jóven que acababa de conocer ese mismo día.

En el juicio, analizamos su postura

De pie juicio Nagore

  • Piernas abiertas a la altura de los hombros.- denota seguridad y control. Además, no las mueve, tan solo se balancea muy ocasionalmente
  • Manos delante y unidas a la altura de la cintura.- es una postura defensiva pero respetuosa
  • Una mano coge a otra mano.- minimiza las movimientos de las manos, ya que de este modo los controla. Es una posición de contención emocional
  • Barbilla baja.- a lo largo del juicio, no levanta la barbilla, lo que denota síntomas de culpa, duda, verguenza o arrepentimiento.

Y un desliz… . Cuando el acusado dice la frase; “…vengo a decir la verdad, y…”, hace este gesto:

Nariz Juicio Nagore

Por regla general, cuando se miente, aumenta el flujo sanguíneo. Los capilares de la nariz reciben más sangre de la habitual, y esto provoca una sensación de leve picor o cosquilleo.

Desde este blog, quisiera mostrar mi respeto y admiración hacia las personas, honestas, encargadas de velar por el cumplimiento y ejecución de las leyes. Ser juez, es un trabajo de mucha responsabilidad.

La condena que ha dictado el jurado popular sobre el acusado, ha sido la menor que podía recibir; homicidio frente a asesinato. En este juicio, como en casi todos, se ve la importancia de estar bien asesorado y preparar con detalle la defensa. Tener buenos argumentos legales y control sobre el Lenguaje Corporal, pueden hacer que la condena sea la mejor para los intereses del acusado.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR

Pin It on Pinterest