Seleccionar página

Sonrisas falsas

 La sonrisa falsa se aprende, o más bien nos fuerzan a aprenderla. Recuerdan esa frase típica que nos dicen cuando aún estamos en la edad de la inocencia; ¿no te han gustado los calcetines que te ha regalado la tita? (feísimos por cierto). ¡Pues claro que no!, yo...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR

Pin It on Pinterest