Seleccionar página

El pasado 26 de septiembre se celebró el primer debate para las elecciones presidenciales en EEUU.

En ningún lugar del mundo se presta tanta atención a este tipo de debates como en EEUU. Son muchos los profesionales que asesoran a los candidatos, y son muchas las horas que los candidatos dedican a preparar este debate.

Los medios de comunicación norteamericanos dedicarán horas y horas a analizar todos los aspectos del debate; puesta en escena, vestuario, complementos, gestos, miradas, lapsus, argumentación, contra argumentación, juegos de palabras, ironías, número de veces que repiten una u otra palabra….

Desde este blog, quiero destacar algunos aspectos que me han parecido interesantes, y que he rescatado de un resumen del debate.

 

Elección del color: Hillary optó por el color rojo (agresividad, fuerza, acción), elección desde mi punto de vista acertada atendiendo al fondo del escenario (negro y azul). Hillary es consciente de su estilo de comunicación; más calmado y con menos movimientos amplios que Trump, por lo que el color rojo le dá un plus de atención visual del espectador sin necesidad de moverse. Trump eligió el traje negro con camisa blanca y corbata azul claro; destacaba mucho menos que su adversaria.

captura-de-pantalla-2016-09-27-a-las-11-25-05

El saludo: Este punto siempre es objeto de minucioso análisis por parte de los medios de comunicación. Desde mi punto de vista está sobrevalorado puesto que ambos candidatos saben de la importancia de este momento por lo que está muy, muy medido y no se pueden sacar conclusiones “reales”. Un saludo en la calle, de forma casual, puede darnos mucha información fidedigna, mientras que en este tipo de debates la información que nos va a dar es la que han trabajado y ensayado. Tras esta reflexión, la información que denoto que nos quieren dar es que Hillary no tiene miedo a Trump; avanza hacia él hasta el lado que el ocupa y que Trump denota que quiere tomar el control de su adversaria; la toca con la mano izquierda a la altura del hombro. El lado desde donde da la mano Hillary, no permite hacer el toque de control que ejerce Trump, ya que si lo hiciera daría la espalda a los espectadores.

captura-de-pantalla-2016-09-27-a-las-10-39-51

Es curioso también que Trump vuelve a realizar el toque de control al finalizar el debate.

clinton-trump-despedida

En cuanto al debate, se podrían hacer cientos de observaciones. Sobre Trump, destacar la alta cantidad de gestos agresivos utilizados, sus excesivas expresiones faciales cuando Hillary hablaba, su seguridad mostrada en los movimientos amplios y ocupando mucho espacio, así como su expresión de molestia, preocupación y enfado en la mayor parte del debate.

captura-de-pantalla-2016-09-27-a-las-11-09-47 captura-de-pantalla-2016-09-27-a-las-11-08-24  captura-de-pantalla-2016-09-27-a-las-11-07-38captura-de-pantalla-2016-09-27-a-las-11-09-16

Sobre Hillary destacar su sonrisa mostrada en muchas partes del debate, su utilización de la ironía, su atención cuando Trump hablaba y su correcta utilización de la mirada al hablar; miraba a todos los lados y a la cámara (Trump no lo hacía). La utilización de las manos de Hillary era comedida y no solía separarlas del cuerpo (al contrario que Trump), y sus expresiones faciales (principalmente con las cejas y la sonrisa) las utilizó en muchas ocasiones.

   captura-de-pantalla-2016-09-27-a-las-11-16-24captura-de-pantalla-2016-09-27-a-las-11-20-01captura-de-pantalla-2016-09-27-a-las-11-18-50

captura-de-pantalla-2016-09-27-a-las-11-17-03

Las encuestas valoran que Hillary ganó. Aún quedan más debates presidenciales. Estoy convencido que serán todo un espectáculo visual desde el punto de vista del Lenguaje Corporal.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR

Pin It on Pinterest