Seleccionar página

La clase política es muy consciente de la importancia del Lenguaje Corporal, aunque en muchas ocasiones, no quieren guardar las formas “correctas” y se dejan llevar (consciente o inconscientemente) por sus emociones.

El pasado martes 12 de octubre, se celebró en Madrid el día de la Hispanidad. Muchos políticos acudieron a este evento que presidía el rey de España.

Al día siguiente, las noticias más relevantes que se dan en los informativos, giran en torno a los abucheos que recibió el presidente del gobierno José Luis Rodríguez Zapatero.

Este hecho, me llama la atención, y empiezo a visionar vídeos sobre la reacción que el presidente tiene frente a los gritos. Al comenzar el visionado de imágenes, hay algo que me llama más la atención; el recibimiento que hacen los anfitriones del evento al presidente Zapatero.

Comenzamos con el análisis.

En primer lugar, Zapatero sale del coche abrochándose la chaqueta (es habitual, pues cuando se sienta se la desabrocha,  y cuando se pone de pie se la vuelve a abotonar), pero llama la atención la mano izquierda. Esta no se separa de su pecho. Podemos pensar que no se siente totalmente cómodo, y la deja a modo de protección.

Zp y Espe1

Observamos también cómo saluda Esperanza Aguirre, presidenta de la comunidad de Madrid; brazos cruzados. También podemos pensar, que no se encuentra nada cómoda en ese momento.

Cuando Zapatero empieza dialogar con la comitiva, Esperanza comienza su acción despectiva hacia el presidente. La presidenta de la comunidad de Madrid, realiza movimientos casi coreografiados; mira hacia abajo y luego hacia la derecha.

Zp y Espe2

Mirar hacia abajo, nos pone en la pista de que no le interesa lo que está escuchando, y mirar hacia la derecha (que es la dirección donde no hay nadie del grupo), denota que se quiere marchar de ahí, está buscando una salida.

Zapatero, capta el mensaje de Esperanza, y reacciona;

Zp y Espe3

Comienza a darle la espalda.

Más adelante, vemos que Zapatero empieza a hablar con el alcalde de Madrid, Alberto Ruíz-Gallardón. Este último tiene un discurso nada protocolario, pues utiliza movimientos rápidos, con alguna que otra inclinación hacia adelante, que nos denota que el tema que trata le preocupa y tiene mucho interés en que la otra persona se implique. Incluso, llega casi a tocar al presidente (invadiendo el espacio íntimo de este), así como mantiene el pié izquierdo levantado, que denota tensión.

Zp y Gallardón

Zapatero se mantiene a la defensiva, con las manos a la altura del pecho, y el peso del cuerpo en la pierna más retrasada, pero no se muestra condescendiente; tiene la mirada fija, y los hombros bien posicionados.

En el mismo instante que Zapatero y Gallardón están hablando, ¿adivinan dónde se encuentra Esperanza Aguirre?;

Zp y Espe4

Efectivamente, ambos se dan la espalda.

Los gestos públicos de desaprobación, no ayudan a crear un clima propenso para llegar a futuros acuerdos.

Por las imágenes vistas podemos intuir, que ayer Espe y Zp, no quedaron para ir de cañas por Madrid.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR

Pin It on Pinterest