Seleccionar página

Siempre intento traer a este blog, temas diversos y que toquen distintos aspectos del Lenguaje Corporal; política, sociedad, seducción, deporte. Habitualmente no me gusta repetir tema, pero navegando por la red, me he quedado sorprendido con un vídeo. Está en inglés y tiene una duración de minuto y medio. Se trata de un programa televisivo rodado en Nueva York, donde diversos protagonistas deben conseguir el teléfono de distintas chicos o chicas en determinadas situaciones. Al parecer, cuánto más compleja o comprometida sea la situación, más interés tiene conseguir el número. El teléfono se pide para tener una cita más adelante, por lo que estamos ante una situación de seducción.

El vídeo que os muestro trata sobre conseguir el teléfono de una chica en un ascensor, en menos de 45 segundos y después de que el protagonista se haya “peido” dentro del ascensor. ¿Cuál será el resultado?.

Increíble. Lo es. ¿Cómo lo ha conseguido?, gracias a los siguientes factores; seguridad, aspecto, inocencia y sorpresa.

Seguridad.- Es el factor determinante. No duda, sus frases son claras y sin titubeos. Su Lenguaje Corporal no muestra vergüenza, tan solo se ríe de sí mismo. Mira a la cara de la chica con sonrisa sincera. Mantiene casi en todo momento las manos en los bolsillos con el pulgar hacia fuera.- seguridad en sí mismo, sin invadir el espacio íntimo de la chica (aún estando en el ascensor), por lo que no se muestra como una amenaza. Tan solo saca la mano derecha para saludarla, y la mano izquierda (la más alejada de la chica) la utiliza para gesticular sin hacer movimientos amplios (sigue ocupando poco espacio).

Aspecto.- Ayuda mucho ser atractivo y tener un aspecto saludable y limpio (aún habiendo soltado ventosidades…)

Inocencia.- Va asociado a la seguridad. Una persona segura no da importancia a sus actos si se han realizado sin maldad. En este caso, el protagonista esconde su cuello entre los hombros para conferirle un aspecto inocente y sin maldad. Así mismo, asiente continuamente a la vez que sonríe.

Sorpresa.- La chica, está tan absorta y sorprendida de toda la situación, que piensa; “de perdidos al río”; Un chico que hace lo que hace en el ascensor, que es simpático, que no se avergüenza, que es atractivo, que me transmite seguridad… bien merece una oportunidad.

Analizando el Lenguaje Corporal de la chica vemos que al principio está en actitud defensiva; brazos cruzados, espalda protegida por la esquina del ascensor, y cuando entra el chico no lo mira y baja la cabeza.

Ligar en el ascensor

Cuando el chico se presenta, lo mira y le sonríe, y vuelve a su estado de defensa mirando hacia otro lado (en este caso arriba), pero vemos un elemento nuevo; sigue con la sonrisa, y sus cejas están levemente levantadas; le ha gustado lo que ha visto.

Ligar en el ascensor1

Llega el pedo.- Asco puro y duro

Ligar en el ascensor asco

Mirada de desprecio

Ligar en el ascensor desprecio

Llega un momento importante. Al observar la chica, que el compañero no se avergüenza, ni siente culpa, esta cambia su gesto de desprecio por el de sorpresa y, ¡atención!, galanteo (ver post Carla Bruni).

Ligar en el ascensor galanteo

Los gestos posteriores son de incredulidad, y sorpresa, que la llevan a una situación que considera divertida. Tan divertida y sorprendente que termina dándole su número de teléfono.

No sé si después quedaron o no, pero de lo que estoy convencido es que una situación terriblemente negativa, con seguridad y control de uno mismo, se puede volver positiva. A propósito, desaconsejo utilizar este método para conseguir conquistar a una chica.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR

Pin It on Pinterest